Historia del Yacimiento

La necrópolis fenicia de Trayamar, está enclavada en Algarrobo, municipio situado en la provincia de Málaga, que se constituye por localizarse al pie de dos colinas, e inmediatas al río Algarrobo, que ya desde la antigüedad y hasta finales del siglo XX era conocido como río Frío, y que desembocará en el Mediterráneo.

algarrobo-1-8
Figura 1. Situación Geográfica de Algarrobo.

Es por esta cercanía a los recursos agropecuarios, que tenemos un origen muy remoto con asentamientos de múltiples culturas, que se han podido atestiguar a partir de las excavaciones llevadas a cabo por Schubart y Niemeyer, que comenzaron las intervenciones a partir de 1967 en zonas como Colina del Morro de Mezquitilla, desembocadura del río Vélez, y por supuesto, Trayamar.

Morro de Mezquitilla y Trayamar son dos de los enclaves más importantes de época fenicia en Occidente, fechados en torno a los siglos VII-VI a.C. Ambos se localizaron sobre un cerro a 30 metros de altura al este de la cuenca del río Algarrobo, pero en este momento, constituía, al igual que en el yacimiento del Cerro del Villar (Málaga), una península situada a la entrada de la antigua ensenada marina, que sufrió una sedimentación fluvial que produjo un alejamiento del poblado de la zona costera. Al oeste de la margen del río Algarrobo, se localizará la Necrópolis de Trayamar, datada de mediados del siglo VII a.C.

En el siglo XX, en esta zona se localizaba la finca Trayamar, que antes fue una finca particular, y posteriormente, un Seminario Menor instalado por el Obispo de Málaga. El sitio pertenece al Ayuntamiento de Algarrobo, provincia de Málaga.

Se construyó entre los años 1930-1931 un gran embalse, y en el movimiento de tierras apareció un enterramiento, la tumba 1 de la necrópolis de Trayamar, que en parte se puso al descubierto y se destruyó. El material que salió pudo salvarse gracias a la intervención de Ramón Fernández Canivell, con el fin de reconstruirlo y que fuera trasladado a su colección.

En 1967, se llevaron a cabo trabajos de movimiento de tierras con excavadoras para el acondicionamiento de nuevos campos de irrigación, y comienza a trabajar el Instituto Arqueológico Alemán de Madrid, localizándose un total de 5 tumbas, de las cuales solo la 1 y 4 pudieron sobrevivir a la destrucción y fueron estudiadas.

El conjunto está formado por un enterramiento hipogeo de tipo comunal con dromos o pasillos en rampa que permitía bajar cadáveres, restos calcinados o restos incinerados.

Por el ajuar funerario tan diverso, se llega a pensar que este tipo de enterramiento pertenecía a un grupo más bien minoritario, una aristocracia local, y muy posiblemente como panteones familiares de diferentes grupos dentro de esa aristocracia por la desigualdad en cuanto a ajuares funerarios.

Es en este contexto donde aparece el “Medallón de Trayamar”, elemento de joyería realizado en oro con motivos egiptizantes, y al que se le han aplicado técnicas de repujado y granulado.

fb_col_fen06
Figura 2. Detalle del Medallón de Trayamar.

Actualmente, todos los elementos cerámicos y ornamentales resultado de las excavaciones, se pueden contemplar en el Museo de Málaga.

2017-02-08-2
Figura 3. Visita Virtual a la sección sobre Trayamar del Museo de Málaga.

(http://museo-aduana.diariosur.es/visita-360.html?escena=31&planta=P2#)

BIBLIOGRAFÍA CORRESPONDIENTE DEL YACIMIENTO:

  • FERNÁNDEZ CANIVELL, R.; NIEMEYER, H. G.; SCHUBART, H. (1967). Las tumbas de cámara 1 y 3 de Trayamar en Algarrobo, Málaga.
  • MARTÍN CÓRDOBA, E.; RAMÍREZ SÁNCHEZ, J. D.; RUESCAS PAREJA, V. et alii. (2006). Necrópolis fenicias de los siglos VIII-VII a.C. en la Desembocadura del Río Vélez (Vélez-Málaga, Málaga). Mainake XXVIII.
  • NIEMEYER, H. G.; SCHUBART, H. (1976). Trayamar. Los hipogeos fenicios y el asentamiento en la desembocadura del río Algarrobo. Desconocida.

 

Anuncios